Aunque el Bitcoin fue el primero en popularizar el impacto positivo que las criptomonedas pueden tener en las industrias de todo el mundo, el efecto adverso del proyecto sobre el medio ambiente se ha convertido en un problema importante. Debido a esto, han comenzado a surgir proyectos alternativos que se conocen como criptomonedas sostenibles. Es decir, quieren lavar la imagen del mundo cripto creando proyectos que son respetuosos con el medio ambiente.

En esta guía analizamos los proyectos de criptomonedas más sostenibles de 2023, explicando cómo repercuten de forma positiva con el medio ambiente. También comentaremos cómo se pueden encontrar criptomonedas sostenibles en el mercado.

Los 11 proyectos de criptomonedas más sostenibles de 2023

Las 10 criptomonedas sostenibles que se presentan a continuación pretenden revolucionar el mercado de las criptomonedas de forma ecológica. Veamos cuáles son:

  1. C+Charge – La criptomoneda verde que revolucionará el nicho de los vehículos eléctricos en 2023
  2. IMPT – Criptomoneda más sostenible para 2023.
  3. Cardano (ADA) – Una de las más sostenibles en 2023.
  4. Polygon (MATIC) – Blockchain líder de la capa 2 con un “Manifiesto Verde”.
  5. Algorand (ALGO) – Red blockchain de carbono negativo ampliamente utilizada.
  6. Chia (XCH) – Criptomoneda con un protocolo de consenso único.
  7. Solana (SOL) – Red blockchain que utiliza muy poca energía.
  8. Nano (XNO) – Criptomoneda con sostenibilidad alternativa a Bitcoin.
  9. Hedera (HBAR) – Alternativa ecológica a la tecnología blockchain.
  10. SolarCoin (SLR) – Una de las mejores criptomonedas sostenibles que incentiva la energía solar.
  11. Stellar (XLM) – Proyecto de criptomoneda que busca revolucionar el sector de los pagos.

La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido.

Análisis de las mejores criptomonedas sostenibles 2023

La mayoría de las personas deciden comprar criptomonedas para obtener beneficios. Sin embargo, no prestan atención al impacto del proyecto en el medio ambiente. Como se ha mencionado anteriormente, el Bitcoin es el mejor ejemplo de esto, ya que el impacto negativo de los mineros en el medio ambiente se ha convertido en un problema acuciante en el mercado.

Por lo general los mercados siempre intentan dar soluciones a problemas actuales. No es de extrañar que desde hace un tiempo las criptomonedas se están interesando más y más en el medio ambiente. A continuación, explicamos de forma detallada las criptomonedas más sostenibles del mercado.

1. C+Charge – La criptomoneda verde que revolucionará el nicho de los vehículos eléctricos en 2023

C+ Charge es una nueva plataforma que utiliza la tecnología de la cadena de bloques o Blockchain para ayudar a los propietarios de vehículos eléctricos minoristas con la recargar. Para ello plantean hacerlo de manera efectiva y con la capacidad de generar recompensas en créditos de carbono.

Basado en la red BNB Smart Chain, C+ Charge busca que sea más fácil y rentable para cualquiera unirse a la revolución EV. La oferta principal es la oportunidad para que los propietarios de vehículos eléctricos accedan a un ecosistema de productos eficientes, donde pueden cargar sus automóviles de una manera ambientalmente sostenible.

Además de la posibilidad de garantizar que la carga del automóvil sea ecológica, la plataforma también brinda a los usuarios su token CCHG nativo, que obtienen por su trabajo. También brindan acceso al mercado de los créditos de carbono y su tokenización.

$CCHG, el token nativo del proyecto, ya es una de las monedas nuevas más interesantes del mercado. Incluso, los desarrolladores de C+ Charge esperan que pueda reemplazar el software y hardware de punto de venta (PoS) para pagos. Con CCHG, los propietarios de vehículos eléctricos tendrán un método eficiente para procesar pagos que les ayudará a cargar y liquidar fácilmente los cargos de las estaciones de carga.

Según su documento informativo, es dable destacar que el activo principal del proyecto crypto es deflacionario, con unidades retiradas de la circulación, ya que se utiliza para procesar los pagos.

Por el momento, los inversores pueden obtener tokens $CCHG en preventa por solo $0.013, sobre todo antes que cotice en exchanges y multiplique su valor x10. Sin dudas uno de los tokens más atractivos, que lucha contra el cambio climático apoyando la demanda creciente de vehículos eléctricos que se prevé para los próximos años.

2. IMPT – Criptomoneda más sostenible para 2023

IMPT es un ecosistema de créditos de carbono basado en blockchain que incentiva a individuos y empresas a compensar su huella de carbono. IMPT quiere agilizar significativamente el proceso al asociarse con más de 10.000 marcas minoristas conocidas para ayudar a reducir las emisiones de CO2. Es por eso que hemos incluido a IMPT como una de las criptomonedas sostenibles en 2023.

Para entender por qué IMPT parece que se convertirá en la criptomoneda más sostenible, es esencial entender qué son los “créditos de carbono”. Los créditos de carbono son contratos que “permiten” a individuos o empresas contaminar. Un crédito de carbono equivale a una tonelada de dióxido de carbono.mLo interesante de estos créditos es que son negociables.

Según el documento informativo de IMPT, el mercado mundial de compensación de emisiones de carbono se considera una industria de mil millones de dólares. Además, se prevé que la demanda de créditos de carbono aumente exponencialmente de aquí a 2035. A su vez, se espera que aumenten los precios estimados de estos créditos.

El proyecto de IMPT busca simplificar el mercado de créditos de carbono, que tradicionalmente ha sido poco transparente y complejo. Construido sobre la cadena de bloques Polygon, el ecosistema de IMPT permite a los particulares adquirir créditos de carbono fácilmente (simplemente realizando sus compras habituales).

impt

Esto se consigue gracias a la asociación de IMPT con más de 10.000 marcas, cada una de las cuales dedicará un porcentaje de sus ingresos a proyectos ecológicos. A su vez, esto recompensa a los compradores con IMPT, el token ERC-20 nativo de IMPT. Una vez que los compradores tienen suficientes IMPT, pueden intercambiar sus tokens por créditos de carbono en la plataforma de IMPT.

Esto hace que IMPT sea una de las mejores altcoins desde una perspectiva ecológica, ya que estos créditos de carbono están estructurados como NFT. A su vez, esto permite que otros individuos/empresas los compren, permitiendo al titular beneficiarse de sus fluctuaciones de valor en el mercado secundario.

Además, los titulares de estos créditos de carbono NFT pueden incluso “retirarlos” si lo desean. De este modo, se “retira” el CO2 del medio ambiente y se recompensa al propietario con una obra de arte digital única, que también puede negociarse en el mercado del ecosistema.

Por último, IMPT tiene incluso conceptos de red social incorporados, ya que todos los interesados tienen una “puntuación IMPT”. Los puntos se conceden en función del impacto medioambiental de cada persona o empresa, lo que facilita ver quién hace más y quién debe mejorar.

En estos momentos IMPT ya ha recaudado más de 5 millones de dólares en preventa. El precio del token está a 0,018 $. En el momento que se recauden 10,8 millones de dólares, el proyecto entrará en fase 2 de la preventa, lo que significa que el IMPT tendrá un valor de 0,023 $ por token.

Si estás interesado en el proyecto te recomendamos que te unas a su grupo de Telegram, que es donde se anuncian las últimas noticias de IMPT.

3. Cardano (ADA) – Una de las más sostenibles en 2023

Cardano es un proyecto de blockchain que utiliza un protocolo ‘Proof-of-Stake’ (PoS) para validar las transacciones. Esto contrasta con el protocolo “Proof-of-Work” (PoW) de Bitcoin.

Como se señala en un artículo de la NBC, las blockchains PoS son mucho más eficientes energéticamente que sus homólogas PoW. Esto se debe a que utilizan “validadores” para verificar las transacciones, en lugar de la minería, que consume enormes cantidades de energía para resolver complejos problemas matemáticos.

cardano

Esto convierte a Cardano en una criptomoneda ambientalmente sostenible, ya que cada transacción realizada en la red tiene un impacto negativo mucho menor en el medio ambiente. Es por eso que sus inversores pueden volverse más “verdes” simplemente usando una cadena PoS como Cardano.

4. Polygon (MATIC) – Blockchain líder de la capa 2 con un ‘Manifiesto Verde’

Polygon es una criptomoneda sostenible diseñada para ayudar a la red Ethereum a ser más escalable. Como “blockchain de capa 2”, Polygon se vincula a Ethereum y ayuda a gestionar parte de la carga de trabajo. Esto beneficia a los usuarios de Ethereum, ya que Polygon puede completar hasta 65.000 transacciones por segundo (TPS).

Al igual que Cardano, Polygon utiliza un protocolo de consenso PoS para validar las transacciones, mucho mejor para el medio ambiente que otros enfoques alternativos. Además, una entrada del blog de Polygon reveló recientemente el “Manifiesto Verde” de la red, en el que se presentan los planes para convertirse en carbono-negativo en 2023.

polygon

Polygon también se ha comprometido a destinar 20 millones de dólares a varias iniciativas comunitarias destinadas a combatir los efectos adversos del cambio climático. Entre ellas, la compra de créditos de carbono por valor de 400.000 dólares para compensar las emisiones. Con eso, Polygon busca convertirse en la criptomoneda más sostenible dentro del sector del blockchain.

5. Algorand (ALGO) – Red blockchain de carbono negativo ampliamente utilizada

Algorand fue una de las mejores criptomonedas emergentes de 2021, ofreciendo una alternativa más escalable a Ethereum. Esta red blockchain fue creada por el profesor del Instituto de Tecnología de Massachusetts Silvio Micali, que ganó el premio Turing en 2012. Algorand se desarrolló para poder gestionar aproximadamente 1.000 transacciones por segundo.

Algorand ayuda al medio ambiente gracias a su protocolo de consenso “Pure Proof-of-Stake” (Prueba de Participación en español). Este protocolo significa que el gasto de energía por transacción se reduce con el tiempo, mientras que las transacciones por segundo aumentan. Además, Algorand se ha asociado con la empresa líder ClimateTrade para ayudar a compensar las emisiones de carbono y patrocinar proyectos de cambio climático.

criptomonedas sostenibles

También se ha asociado con entidades que buscan proteger la selva tropical y facilitar la reforestación. Algorand incluso compensa el uso de carbono comprando directamente créditos de carbono a través de contratos inteligentes. Con este proceso, el equipo de Algorand ha garantizado que la red seguirá siendo carbono negativo en términos netos.

6. Chia (XCH) – La criptomoneda más sostenible con un protocolo de consenso único

Otro de los mejores proyectos de criptomonedas sostenibles que ha atraído al público es Chia. Chia es una red de blockchain que parece ser sostenible, compatible y segura. Según el sitio web de Chia, la red utiliza sólo el 0,16% del consumo anual de energía de Bitcoin.

La predicción del precio de la moneda Chia por parte de los inversores ha sido muy optimista durante el último año debido al innovador protocolo de consenso “Proof-of-Space-and-Time” de la red. Este mecanismo elimina la necesidad de minar y, en su lugar, utiliza el espacio de almacenamiento libre para asegurar la red. Los “agricultores” pueden escribir “parcelas” en sus discos duros, que luego se utilizan para crear bloques y generar recompensas.

chia

Al utilizar el almacenamiento que actualmente no se utiliza, la red Chia tiene un impacto mucho menor en el medio ambiente. Su estrategia de minería sostenible le ha ayudado a alcanzar una capitalización de mercado de 900 millones de dólares. El token nativo de la red, XCH, ya está disponible para su compra en muchos de los mejores exchanges del mundo.

7. Solana (SOL) – Red blockchain que utiliza muy poca energía

Solana es una de las mejores criptomonedas sostenibles del mercado porque ofrece una velocidad y eficiencia sin igual. Esta red blockchain cuenta con una plataforma para que los desarrolladores de dApps alojen sus creaciones. A su vez, esto ha convertido a Solana en una de las redes de referencia para los proyectos DeFi y NFT.

La red utiliza un algoritmo único “Proof-of-History” para verificar las transacciones, lo que permite a Solana manejar alrededor de 65.000 transacciones por segundo, cada una de las cuales cuesta una fracción de un centavo de dólar.

Solana

Además, la Fundación Solana hizo que la red fuera neutra en carbono en 2021 y espera que siga siendo así en 2023. Por último, Solana incluso publica “Resúmenes de análisis de la huella climática” de forma semi-periódica, destacando por qué es uno de los cripto-proyectos más sostenibles.

8. Nano (XNO) – Criptomoneda sostenible alternativa al Bitcoin

Nano es un sistema de pago peer-to-peer que permite a los usuarios enviar y recibir criptomonedas de forma rápida y descentralizada. Aunque es similar a BTC, Nano se diferencia por utilizar una “estructura de datos en red de bloques”. Este enfoque reduce el gasto de energía al dividir la red en diferentes partes.

Esto significa que los participantes en la red no tienen que descargar toda la red, lo que convierte a Nano en una alternativa más ecológica que Bitcoin. Además, Nano utiliza un protocolo similar al PoS. También permite a los titulares de NANO votar sobre quién validará las transacciones en la cadena.

nano

Nano puede gestionar alrededor de 1.000 transacciones por segundo. Debido a su eficiencia y a su protocolo de consenso que ahorra energía, Nano ha surgido una de las mejores criptomonedas sostenibles para aquellos que buscan hacer transferencias rápidas y de bajo costo.

9. Hedera (HBAR) – Alternativa ecológica a la tecnología blockchain

La mayoría de los proyectos mencionados en esta guía se basan en la cadena de bloques.  Hedera, en cambio, se aleja de este enfoque. En pocas palabras, Hedera es un libro de contabilidad distribuido que utiliza un “hashgraph” en lugar de la cadena de bloques para validar las transacciones. Este enfoque permite a la red de Hedera completar hasta 10.000 transacciones por segundo manteniendo un bajo gasto energético.

Uno de los valores fundamentales de Hedera es la sostenibilidad medioambiental, lo que ha llevado al equipo de desarrollo a comprar compensaciones de carbono cada trimestre. El objetivo es convertirse en carbono negativo. Es por eso que Hedera se ha comprometido a aumentar su gasto en compensaciones de carbono para compensar el aumento del consumo de energía a medida que la red crece.

criptomonedas ecologicas

Además, el equipo de Hedera ha lanzado recientemente un “fondo de impacto sostenible” de 100 millones de dólares que invertirá en soluciones para compensar las emisiones de carbono y ayudar a la naturaleza.

10. SolarCoin (SLR) – Una de las mejores criptomonedas sostenibles que incentivan la energía solar

Otra de las criptomonedas sostenibles a tener en cuenta es SolarCoin. SolarCoin ha existido desde 2014 y tiene como objetivo incentivar la transición a la energía solar. La misión del proyecto es hacer que la energía solar sea gratuita mediante la distribución de recompensas SLR a aquellos que completen las instalaciones solares.

El equipo de SolarCoin espera ayudar a que el valor de SLR supere el coste de producción de la energía solar para que se convierta teóricamente en “gratuita”. En el momento de escribir estas líneas, el equipo de SolarCoin distribuye 1 SLR por cada MWh.

solarcoin

Sin embargo, SLR no se ha hecho un nombre como uno de los mejores tokens de servicios públicos, ya que no se puede gastar para comprar bienes o servicios en ningún lugar de importancia. Eso sí, SolarCoin sigue siendo la cripto relacionada con la energía solar, lo que garantiza que siga generando demanda por parte de los inversores conscientes del medio ambiente.

11. Stellar (XLM) – Proyecto de criptomoneda sostenible que busca revolucionar el sector de los pagos

Stellar es una red de pagos descentralizada que pretende mejorar las redes de pagos “tradicionales”. Estas redes suelen ser lentas y costosas, mientras que Stellar puede facilitar las transacciones descentralizadas a un coste extremadamente bajo.

El objetivo general de Stellar es permitir a las entidades financieras y a los particulares realizar transferencias de forma más eficiente que la que se ofrece actualmente. Lo hace a través del “Protocolo de Consenso Stellar”, que valida las transacciones mediante nodos. Las transacciones pueden procesarse en sólo cinco segundos, una velocidad exponencialmente mayor que la de la red SWIFT.

stellar

Gracias a este Protocolo de Consenso Stellar, Stellar consume mucha menos energía que el Bitcoin para validar las transacciones. Además, quienes deseen convertirse en validadores de la red no necesitan un hardware informático avanzado para hacerlo. Esto reduce aún más el gasto de energía y asegura que Stellar siga siendo una alternativa más ecológica que BTC.

¿Por qué las criptomonedas son sostenibles?

Ahora que hemos hablado de las principales criptomonedas sostenibles, vamos a centrarnos en las características que hacen que un proyecto de criptomoneda sea una inversión sostenible. La mayor parte del debate sobre la sostenibilidad gira en torno al gasto de energía de las redes de blockchain, específicamente de Bitcoin.

Un informe de la Universidad de Cambridge descubrió que la red Bitcoin consume alrededor de 150 teravatios/hora de electricidad al año. Esto es más que toda Argentina junta y resulta en más de 60 megatones de CO2 que se bombean a la atmósfera. Como era de esperar, esto tiene un impacto negativo considerable en la lucha contra el cambio climático.

La principal razón por la que Bitcoin consume tanta energía es el proceso de minería, que implica el uso de piezas avanzadas de hardware informático para resolver problemas matemáticos. A medida que el Bitcoin se ha ido extendiendo, ha aumentado el número de transacciones que hay que validar, lo que ha incrementado la electricidad necesaria.

Entonces, ¿cómo pueden los proyectos de criptomonedas ser más sostenibles? Muchas de las criptomonedas de moda lo intentan optando por un algoritmo de consenso diferente al “Proof-of-Work” (Prueba de Trabajo en español), que utiliza Bitcoin. La alternativa más común es el “Proof-of-Stake” (PoS), un protocolo de consenso que elimina la necesidad de minar.

Al erradicar la minería, las redes PoS reducen drásticamente su gasto energético, lo que conlleva menos emisiones de dióxido de carbono. Es más, muchas de estas redes se centran activamente en ayudar al medio ambiente comprometiéndose a ser neutrales o incluso negativas en carbono. Algunas también se asocian con importantes instituciones ecológicas para ayudar a la reforestación y otros asuntos urgentes.

Por qué son importantes las criptomonedas sostenibles

A medida que el mercado de las criptomonedas se expande, se pone más énfasis en su impacto sobre el medio ambiente. Esto es natural, teniendo en cuenta las enormes cantidades de electricidad que consumen las redes de cadenas de bloques y otros proyectos de criptomonedas.

En las próximas secciones te vamos a explicar por qué son importantes las criptomonedas sostenibles.

Luchan contra el cambio climático

La razón principal por la que los proyectos de criptomonedas sostenibles y empresas similares son esenciales es que intentan activamente frenar el calentamiento global.

logo impt

No es de extrañar que cada vez sean más personas las que optan por invertir en proyectos de criptomonedas que ofrecen una alternativa más “verde”. Por ejemplo, hace muy poco que Ethereum ha cambiado del protocolo PoW a PoS, lo que supone que ha reducido su consumo de energía en un 99,95%.

No obstante, las criptomonedas sostenibles no solo reducen el gasto de energía, sino que ofrecen los mismos servicios, e incluso mejores). Es por eso que las criptomonedas sostenibles pueden desempeñar un papel vital para frenar el calentamiento global en los próximos años.

Proporciona un activo “verde” a los inversores

Según BlackRock, las empresas que reconocen e intentan resolver los problemas que tiene el mundo están mejor posicionadas para el crecimiento a largo plazo. Este es también el caso del mercado de criptomonedas, ya que la demanda de estos proyectos aumentará a medida que la situación climática sea más apremiante. Debido a esto, las criptomonedas sostenibles siguen siendo esenciales para los inversores que buscan comprar activos “verdes”.

Cómo encontrar criptomonedas sostenibles

Ahora hay más proyectos de criptomonedas sostenibles que nunca, impulsados por la necesidad de cambio de la sociedad. Sin embargo, a los recién llegados a menudo les resulta difícil descubrir estos proyectos, ya que muchas características de identificación pueden ser avanzadas o demasiado complejas de entender.

Para ayudar a encontrar los mejores proyectos, aquí hay varias maneras que te pueden ayudar a buscar criptomonedas sostenibles:

Buscar blockchains que no usen Proof-of-Work (PoW)

Lo primero es evitar las redes de blockchain que utilizan mecanismos de consenso PoW. Afortunadamente, ahora hay muchas alternativas a estos mecanismos, como Proof-of-Stake y Proof-of-History.

Otra opción es la de evitar las cadenas de bloques por completo y utilizar redes alternativas. Hedera está liderando el camino en este sentido, ya que su enfoque “hashgraph” sigue siendo descentralizado y ecológico, incluso sin el uso de la tecnología blockchain.

Utilizar los canales de las redes sociales

Las redes sociales son una gran manera de encontrar criptomonedas sostenibles. Muchas de las mejores criptomonedas para comprar en Reddit se consideran “verdes”, ya que suelen tener el mayor potencial a largo plazo.

Además, varios de los mejores canales de criptomonedas en YouTube discuten regularmente proyectos emergentes, muchos de los cuales tienen como objetivo primordial la reducción de las emisiones de CO2.

Buscar casos de uso innovadores

Se pueden descubrir nuevas criptomonedas sostenibles buscando proyectos con casos de uso únicos. Aunque las blockchains PoS ayudan indudablemente al medio ambiente, siguen gastando energía, por lo que también acaban dañando el medio ambiente.

Las criptomonedas sostenibles más interesantes suelen tener casos de uso únicos que tienen como objetivo la lucha contra el cambio climático. Es decir, se comprometen a intentar solucionar uno de los grandes problemas del mundo.

A los inversores les gusta que las criptomonedas tengan utilidades que intentan aportar soluciones, por lo que estas criptomonedas tienen un gran potencial de crecimiento.

Mantenerse al tanto de las asociaciones

Las nuevas criptomonedas sostenibles son a menudo demasiado pequeñas para tener un impacto significativo por sí mismas, por lo que tienden a buscar asociaciones con instituciones líderes. Esto también tiene el beneficio añadido de aumentar la conciencia tanto de la criptomoneda como de su misión ecológica.

Un ejemplo de eso es Polygon, uno de los principales proyectos de blockchain del mundo. Polygon se ha asociado con varias iniciativas comunitarias para lograr un impacto positivo e incluso ha prometido 20 millones de dólares para sus causas.

Otro ejemplo es IMPT, que se ha asociado con más de 10.000 marcas en todo el mundo para que los clientes sean conscientes de su huella de carbono mientras compran y aporten ayudas a proyectos ecológicos.

Conclusión

Esta guía ha analizado los proyectos de criptomonedas más sostenibles de 2023, explorando cómo impactan positivamente en el medio ambiente y por qué su potencial de valor es tan alto.

Tras ver cuáles son las mejores criptomonedas sostenibles, creemos que C+Charge es el mejor proyecto. No solo porque quiere revolucionar el mercado de los créditos de carbono, sino porque busca innovar con un sistema de pago eficiente dentro del nicho de los vehículos eléctricos.

C+Charge - Próxima cripto x10 con utilidad real

Nuestra puntuación

  • Democratización de los créditos de carbono
  • Incentivando una adopción más amplia de los vehículos eléctricos
  • Casos de uso de la vida real
  • Primera plataforma que permitirá obtener créditos de carbono dentro y fuera de la cadena

Preguntas frecuentes

¿Son sostenibles las criptomonedas?

¿Cuál es la criptomoneda más sostenible?