cabecera tesla

Las acciones de Tesla se encuentran actualmente en una situación de cierto estrés, no tanto por el presente sino por el futuro inmediato.

La suma de factores diversos como el crecimiento de la competencia o la disminución de la producción podrían poner a la compañía en apuros de cara al final de año.

También planea sobre la empresa la sombra de la compra frustrada de Twitter, maniobra por la que Musk comprometía parte de su fortuna personal, invertida en acciones de la compañía automovilística.

China ya vende más que los grandes fabricantes

A comienzos de Julio hablamos de la llegada de Polestar, el llamado Tesla Chino, a España. Este movimiento, más allá de cualquier otra interpretación, suponía el goteo de más y más fabricantes de vehículos eléctricos que comenzaban a dejar su huella en nuestro país.

El último en abrirse paso en el Viejo Continente ha sido el también chino BYD, que ha logrado colocar a tres de sus modelos entre los seis más vendidos y además coronarse como líder de ventas en enchufables.

Esto resulta especialmente llamativo teniendo en cuenta que BYD era el 4º fabricante a nivel mundial en 2021:

ranking

Ranking mayores productores de coches enchufables 2021 / Fuente: Statista

Caso Twitter: ¿cómo puede afectar la demanda a las acciones Tesla?

La compra fallida de Twitter parece tener visos de convertirse en el juicio corporativo del año en los Estados Unidos, y en paralelo ya es de facto una mancha en la trayectoria de Tesla.

Basta con mirar la gráfica para ver cómo se comportaron las acciones Tesla después de que se desvelase que Musk era el primer accionista de Twitter y cómo lo hicieron después de que el paquete de Musk colateralizase el acuerdo:

grafica tesla

Gráfica TSLA a un año / Fuente: Yahoo! Finance

La propuesta inicial que hizo Musk a los accionistas de Twitter incluía como aval un monto no menor de acciones Tesla en manos del propio empresario, lo que los analistas interpretaron como un auténtico peligro para el valor.

Sería con el anuncio de la liberación de dichas acciones en el acuerdo cuando la acción empezó a recuperar parte del valor perdido, sin embargo la denuncia interpuesta por Twitter por incumplimiento de contrato lleva a los inversores a desconfiar.

En caso de que Musk pierda el juicio, nadie sabe si la condena puede quedar en los 1.000 millones de dólares pactados o si por el contrario se obligará al magnate a culminar la compra. En este segundo caso no sería descabellado ver a Musk echando mano de su participación en Tesla, con los efectos propios que tendría una sobreventa en el valor.

Disminuye la producción en las plantas Tesla, aunque por motivos justificados

Si bien este tiempo atrás el problema de Tesla era la inviabilidad de costes de algunas de sus fábricas, en esta ocasión lo que ha ocurrido es un descenso de la producción en sus plantas chinas.

Reuters informaba de que la fabricación de Julio es un tercio de la de Junio, no obstante esto se debe a una parada planificada para mejorar la fábrica de Shanghai. A priori este hecho no tendría que afectar a las acciones Tesla.

Artículos relacionados

Elon Musk sobre el precio de las acciones Tesla: la conducción autónoma es la clave

¿Por qué suben las acciones de NIO? El gigante asiático de vehículos eléctricos

Split Google y Tesla – ¿Estamos ante una oportunidad de inversión?

eToro: plataforma de criptomonedas y acciones regulada

Nuestra puntuación

etoro
  • Herramientas de copy trading: 30.4% ROI el año pasado
  • Cuenta demo gratis, wallet cripto, trading con acciones y CFD
  • Disponible en España y en todo el mundo; acepta tarjetas de crédito, PayPal
  • Recompensas, staking, cursos educativos, social trading
etoro
La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido.